febrero


-¡Oh! ¿Su biblioteca sólo se compone de libros descabalados y estantes vacíos.
-¡Cómo!-replicó Fridiksson-. Poseemos ocho mil volúmenes. Entre ellos hay muchos muy preciosos y muy raros, obras en antigua lengua escandinava. Eso además de todas las publicaciones nuevas que Copenhague nos suministra anualmente.
-¿Qué está usted diciendo?¿Ocho mil volúmenes?¿Tendré yo los ojos en el cogote?
-Oh, no, señor Lidenbrock; es posible que viera allí muy pocos, porque los libros circulan a miles por todo el país. Hay afición al estudio en nuestra isla de hielo. No hay labrador ni pescador que no sepa leer. Y leen todos. Nosotros opinamos que los libros, en vez de llenarse de moho en los estantes, deben pasar de mano en mano, que para eso se han escrito. Y así, aquí son leídos y releídos por todo el mundo, y a veces tardan un año o más en regresar a su estante respectivo.
(El viaje al centro de la Tierra, Jules Verne.)

Y callé. Y digerí lo leído. Estirada en la cama con ellas dos a los lados, sus cabecitas reposadas en mis hombros y sus dedos siguiendo la línea de lectura.
"Ho heu entès?"
"Sí, hem de tenir paciència fins que ens arribi el llibre que volem llegir...", dijo Moira.
"I gaudir-ho, i cuidar-ho i que segueixi viatjant", añadí.

Y mientras tanto, usamos la red para saber. Porque las historias en movimiento también molan!

Moira y Madicken.
Cistella, Girona.

www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram.com/cistellapower
Cuentan las viejas del lugar, que a ellas no las dejaban despeinarse.
Ni tampoco gritar mientras sentían el viento en la cara. Ni correr demasiado, las faldas volaban y se les podían ver "las vergüenzas".
Cuentan que tenían que ser señoritas. Hablar como señoritas, sentarse como señoritas, comer como señoritas. 
Se conoce que, si eso tenía que ver con la educación, los chicos no debían ser educados...

Y no se me ocurre nada mejor que citar a Nora Ephron.

"Cualquiera que sea tu elección, cualesquiera que sean los caminos que recorras, espero que no escojas el de ser "una señorita".
Espero que encuentres la posibilidad de romper con las reglas establecidas y liarla un poco. Y también espero que ese comportamiento que elijas, sea en beneficio de las mujeres". 
"Whatever you choose, however many roads you travel, I hope that you choose not to be a lady. I hope you will find some way to break the rules and make a little trouble out there. and I also hope that you will choose to make some of that trouble on behalf of women".

Moira y Madicken.
Breaking the rules.
Cistella, Girona.

www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram.com/cistellapower

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Todos los derechos reservados