enero

Para mí es muy importante no sentirme sola.
Aunque me guste estarlo. A veces.
Sola conociéndome amiga de muchos. Respetada, querida.
Sabiéndome respaldada, apoyada, protegida.

Y lo pretendo para ellas. Y se lo repito mucho.
"Us estima molta gent, no només nosaltres" (sus padres)
Y ellas sonríen, y hacen que numeres  todas esas personas.
Y empiezo por la familia, que les siguen los amigos.
Y luego los vecinos, y también los del circo, y los de las tiendas, y un largo etcétera.

Porque la gente, aún sin conocerte, puede llegar a hacer algo importante por ti. 
Sin nada a cambio.
Por solidaridad.
Un acto de amor.
De franqueza. De humanismo. 
No hablo de caridad.
De solidaridad. De apoyo mutuo.

Porque somos así, no? somos humanos.

www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram.com/cistellapower

Moira.
Tjøme, Noruega.
"Jo vull volar, mama!"
"Ja voles!, cada cop que somnies, cada cop que penses, quan t'imagines coses, quan jugues, rius, acaricies, estimes... voles!, com les àligues!!!"

Y seguramente llega más lejos. Volar emocionalmente con algo o alguien, te puede llevar hasta Saturno! 
El problema es el aterrizaje. Es lo más complicado. Se necesitan años de experiencia. Volver a sentir la tierra bajo tus pies.
Yo prefiero seguir volando, y no aterrizar nunca.




Moira volando con la tramuntana.
Port de la selva, Girona
Es más importante que te guste lo que haces, a hacer algo que te guste.

Y se lo repito, una y otra vez.
Que disfruten de cada cosa que hagan. Que le encuentren el sentido, la motivación, la pasión.
Conversar, leer, dibujar, construir, jugar... con amor. Con cariño hacia las personas y cosas.
Que de cada pequeña acción saques provecho personal.
Porque el provecho personal se contagia.
Y resulta que haces feliz a otras personas.
Y aquello que parecía un trabajo a priori, si lo realizas con cariño y dedicación, deja de ser trabajoso, para convertirse en diversión.
Y te hace grande. Como persona y como parte de la sociedad.

Moira deja mensajes en las piedras del río, mientras Madicken disfruta del sol.
Balanyà, Girona.

www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram.com/cistellapower
Tenía que cambiar la bombilla del intermitente. Me había dicho un vecino que no me funcionaba.
Y empezaba a llover. Bueno, no me importa, de hecho, me encanta la lluvia, y no me suele molestar mojarme, pero...

"Quan et digui, pujes l'intermitent"
"Vale!"

"Ara"
...

"Moira? Ara!"
...

Y me acerqué. Y la vi allí, a lo "Thelma&Louise", viajando.
Acababa de cambiar la marcha y se apoyó sobre la ventana. Debía conducir por una carretera de aquellas eternas, rectas.
No sé si era un amanecer, un atardecer, o una tarde de principios de otoño. En que la lluvia levanta ese olor a tierra mojada. Y el viento hace volar el cabello.
Pero musitaba la canción que sonaba en la radio, y se la veía feliz. 

Lo que un contratiempo, con el tiempo pisándonos los talones me había estresado, se convirtió en un oasis de paz.
Y no pude más que coger la cámara y disparar.
A la bella Moira. La aventurera.


Moira.
Cistella, Girona.

www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram.com/cistellapower.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Todos los derechos reservados