enero

"T'estimo molt, mama, i al papa, també l'estimo molt, però, el q més estimo, és la meva vida"

"Doncs et felicito Moira, perquè el q acabes de dir, és de ser molt intel.ligent".

La autoestima es tan importante para nosotr@s mism@s como para la gente q nos rodea. Si no nos queremos, será muy difícil querer al prójimo.
He pasado unos días muy difíciles con Moira. He pensado mucho, no sabía cómo manejarlo, y ahora, pienso q todo es por la poca seguridad q tengo, q me hace dudar de todo.
Siempre me sentiré en deuda con ellas. Son la mejor escuela!
Moira Mauri-Sandaker. Cistella, Girona.

Y como es habitual, por estas fechas, suelo visionar una de mis películas favoritas, "The great dictator", de Charles Chaplin, 1939. 
Sigo emocionándome con el discurso final q hace el falso dictador.
Para los q están, y para los q llegaran, un feliz año, al menos, intentémoslo!

Moira haciendo de túnel para q pasase el coche auto dirigido de Madicken. Esponellà, Girona.

“Lo siento, pero yo no quiero ser emperador. Eso no es de mi incumbencia. No quiero gobernar o conquistar a nadie. Me gustaría ayudar a todo el mundo, si fuera posible: a judíos y gentiles; a negros y blancos. Todos queremos ayudarnos mutuamente. Los seres humanos somos así. Queremos vivir para la felicidad y no para la miseria ajena. No queremos odiarnos y despreciarnos mutuamente. En este mundo hay sitio para todos. Y la buena tierra es rica y puede proveer a todos.

El camino de la vida puede ser libre y bello; pero hemos perdido ese camino. La avaricia ha envenenado las almas de los hombres, ha levantado en el mundo barricadas de odio, nos ha llevado al paso de la oca a la miseria y a la matanza. Hemos aumentado la velocidad. Pero nos hemos encerrado nosotros mismos dentro de ella. La maquinaria, que proporciona abundancia, nos ha dejado en la indigencia. Nuestra ciencia nos ha hecho cínicos; nuestra inteligencia, duros y faltos de sentimientos. Pensamos demasiado y sentimos demasiado poco. Más que maquinaria, necesitamos humanidad. Más que inteligencia, necesitamos amabilidad y cortesía. Sin estas cualidades, la vida será violenta y todo se perderá.

El avión y la radio nos han aproximado más. La verdadera naturaleza de estos adelantos clama por la bondad en el hombre, clama por la fraternidad universal, por la unidad de todos nosotros. Incluso ahora, mi voz está llegando a millones de seres de todo el mundo, a millones de hombres, mujeres y niños desesperados, víctimas de un sistema que tortura a los hombres y encarcela a personas inocentes. A aquellos que puedan oírme, les digo: “No desesperéis”.

La desgracia que nos ha caído encima no es más que el paso de la avaricia, la amargura de los hombres, que temen el camino del progreso humano. El odio de los hombres pasará, y los dictadores morirán, y el poder que arrebataron al pueblo volverá al pueblo. Y mientras los hombres mueren, la libertad no perecerá jamás.

¡Soldados! ¡No os entreguéis a esos bestias, que os desprecian, que os esclavizan, que gobiernan vuestras vidas; diciéndoos qué hacer, qué pensar o qué sentir! Que os obligan ha hacer la instrucción, que os mal alimentan, que os tratan como a ganado y os utilizan como carne de cañón. ¡No os entreguéis a esos hombres desnaturalizados, a esos hombres-máquina con inteligencia y corazones de máquina! ¡Vosotros no sois máquinas! ¡Sois hombres! ¡Con el amor de la humanidad en vuestros corazones! ¡No odiéis! ¡Sólo aquellos que no son amados odian, los que no son amados y los desnaturalizados!

¡Soldados! ¡No luchéis por la esclavitud! ¡Luchad por la libertad!

En el capítulo diecisiete de san Lucas está escrito que el reino de Dios se halla dentro del hombre, ¡no de un hombre o de un grupo de hombres, sino de todos los hombres! ¡En vosotros! Vosotros, el pueblo, tenéis el poder, el poder de crear máquinas. ¡El poder de crear felicidad! Vosotros, el pueblo, tenéis el poder de hacer que esta vida sea libre y bella, de hacer de esta vida una maravillosa aventura. Por tanto, en nombre de la democracia, empleemos ese poder, unámonos todos. Lucharemos por un mundo nuevo, por un mundo digno, que dará a los hombres la posibilidad de trabajar, que dará a la juventud un futuro y a los ancianos seguridad.

Prometiéndoos todo esto, las bestias han subido al poder. Pero mienten No han cumplido esa promesa. ¡Ni la cumplirán! Los dictadores se dan libertad a sí mismos, pero esclavizan al pueblo. Ahora, unámonos para liberar el mundo, para terminar con las barreras nacionales, para terminar con la codicia, con el odio y con la intolerancia. Luchemos por un mundo de la razón, un mundo en el que la ciencia y el progreso lleven la felicidad a todos nosotros. ¡Soldados, en nombre de la democracia, unámonos!

Hannah, ¿puedes oírme? Dondequiera que estés, alza los ojos. ¡Mira, Hannah! ¡Las nubes están desapareciendo! El sol se está abriendo paso a través de ellas. Estamos saliendo de la oscuridad y penetrando en la luz.¡Estamos entrando en un mundo nuevo, un mundo más amable, donde los hombres se elevarán sobre su avaricia, su odio y su brutalidad! ¡Mira, Hannah! ¡Han dado alas al alma del hombre y, por fin, empieza a volar! ¡Vuela hacia el arco iris, hacia la luz de la esperanza! ¡Alza los ojos, Hannah! ¡Alza los ojos!”

Por estas fechas, hace tres años, vinimos a vivir a Cistella.
La mudanza fue complicada, muchos kilómetros, 1 bebé de un año, una niña de 3 y mal tiempo. Pero llegó el día en q entramos ya para quedarnos.
Dentro de la casa hacía mucho frío, ese frío húmedo q crea vaho cada vez q hablas, el estado de la casa, en general, era malo, tejado semi-derruido y casi todo por rehabilitar.
Me senté en las escaleras de la entrada, con ellas colgadas del cuello. Roger tenía q volver a Barcelona a trabajar, le veríamos al cabo de un mes, y miré a mi alrededor al oír la puerta cerrase tras de mi.
Cajas y más cajas, bolsas de ropa y los 2 electrodomésticos en el centro de la sala, desenchufados.

"Vull anar a casa, mama"

...

"Saps què, Moira, això és casa nostre, això és la nostre llar".

No fue fácil, pero estábamos convencidos. Estudiamos y trabajamos lo q estuvo en nuestra mano, tod@s según sus posibilidades, hasta conseguir q las niñas nos digan, cuando estamos unos días fuera, esa frase q tanto daño me hizo tres años atrás: "vull anar a casa, mama".

Can Fàbrega, Cistella, Girona.

"mama, vas massa ràpid, deixa'm a mi"

La educación en la escuela, su felicidad interior, la motivación, las facturas, la alimentación, el trabajo, reforzar la lectura, enfatizar en q me escuchen, la limpieza, el desorden, los problemas de la gente querida, la muerte.

Todo girando en mi cabeza, y mis manos peinando a Moira.
"sí, perdona, té..." le dije dándole el secador del pelo.

Y si nos paramos por un momento? y si disfrutamos de ese segundo, de esos minutos? Los problemas no desaparecen ni se hacen más pequeños por más q los pienses, lo q desaparece es la capacidad de divertirte como lo hacen l@s niñ@s, eso pasa, y no vuelve...

Se me había olvidado lo gustoso y divertido q puede llegar a ser, secarse el cabello.

Moira después del baño.
Cistella, Girona.

Que la experiencia te da conocimiento, es de tod@s sabido, q la educación t da sabiduría es cierto. Q el diablo sabe más por viejo q por diablo, es algo q escuché decir muchas veces a mi madre... pero, la imaginación, la falta de perjuicios, tanto raciales, culturales como económicos, la inocencia... son algunos de los valores q tenemos innatos.

Hace algún tiempo escuché a una madre decirle a su hijo un "calla, q no sabes nada". Me supo mal. No sólo por la poca delicaleza y falta de respeto, sino porque no es cierto.

Su voz y voto en las asambleas de las escuelas, son tan importantes y merecen tanto respeto, como la aportación q pueda hacer un profesor o maestro.
Si no les dejamos hablar, estaremos creando ciudadan@s sumis@s, q les dirán q hacer y q decir.

"Por una educación q enseñe a pensar y no a obedecer" leí en una pintada una vez. Eso sí q es cierto.

Madicken.
Cistella, Girona.

Moira tenía 4 meses cuando me reincorporé al trabajo. Era un rodaje de 3 días. 
Tenía mis dudas, una niña que de las 24h. del día, se pasaba 23 enganchada a la teta no sabía cómo iba a reaccionar con los biberones de mi leche extraída…
Así q la dejé con su padre. Al cabo de 18h (jornada más q frecuente en los rodajes de publicidad), llegué a casa.
Y ahí me lo encontré. Caminando, pasillo arriba, pasillo abajo, con Moira en brazos, exhaustos. Sus caras eran todo un poema…
No había comido, ni bebido, ni dormido en las 18horas, sólo lloraba… jamás había visto a mi compañero de la manera en q lo vi. Cogí a Moira y le miré. Fue entonces cuando se sentó y empezó a temblar, con la mirada perdida…
Le metí en la ducha pero no reaccionaba. Me lo llevé al hospital.
Sentados en el pasillo, una doctora se paró, y preguntó.
"hoy he empezado a trabajar…"
"No me digas más, y él se ha quedado con el bebé, no ha parado de llorar y no ha querido dormir ni un minuto, no? tranquila, tiene un ataque de ansiedad, nada grave". Y le metió una pastilla debajo de la lengua.

Llamé a un compañero para q me supliera, pero Roger me pidió, por favor, q no lo hiciera. Así q al día siguiente, muy a mi pesar, fui a trabajar.

Recuerdo perfectamente ese día de rodaje. Limpié las ópticas decenas de veces, arreglé la maleta de accesorios otras tantas, contaba los metros de película q quedaban y hacía los cálculos en minutos, todo, por no hablar con nadie y no explotar a llorar. Y llamó.
"Quieres q te pasemos a ver? estamos aquí cerca, y ya no me queda más leche!" y de fondo, las risas de Moira.

Entonces, las lágrimas empezaron a rodar por mis mejillas… "Es Moira la q ríe?" "Sí! nos lo estamos pasando bomba!"

Creo q Moira se dio cuenta q otro día igual, y enterraba a su padre… 
The father.
Roger, Moira y Madicken.
No soy enemiga de las tecnologías, q vaya esto por delante, pero la satisfacción q me da verlas jugar y divertirse con las bicis, patines, skates, haciendo pompas de jabón, columpiándose, saltar a la cuerda... no es comparable a verlas delante de una pantalla.
Moira trajo unos deberes a casa. Tenía q preguntarnos a q jugaban sus abuel@s cuando eran pequeñ@s.

"l'àvia Agustina amb l'aro i la bici. L'àvia Haldis, amb els gatets i saltar a la corda"
"Igual q jo mama!!!!! això deu venir amb els gens..."
Puede, y también porque es más barato y divertido! 
Madicken, especialista en hacer pompas de jabón. Cistella, Girona.





Encontrar el juego en cualquier cosa, es lo q les define mejor.
El coche nuevo o un viejo neumático abandonado, tienen la misma importancia, sobretodo, si luego, con ese neumático podemos construir un columpio...
Pensar, inventar, construir y jugar. En ese orden. Y por la noche, antes de acostarnos, hacen balance del día:

Moira: "Madicken, demà hem de millorar el circuit, així no funciona..."
Y aprender de los errores, eso sí q enseña!
Moira y Madicken. Vilert, Girona.

"La conozco como si la hubiera parido", se dice cuando crees conocer a alguien muy bien. Pero, aún creyéndolo, siempre te sorprenden, y no siempre para mal!
Se acercaba el cumpleaños de Madicken, mi hermana, y madrina de ella, me preguntó si le haría ilusión el disfraz de Spiderman, puesto q es, junto con su gato, el Manchester United y el Barça, las cuatro cosas que más adora en la vida.
"no sé... creo que no... quizás una pelota le haga más ilusión..."

Mi hermana, que sí que me conoce como si me hubiera parido, no me hizo caso, y le regaló el disfraz.
Las lágrimas y los gritos de emoción nos dejaron a tod@s en silencio, especialmente a mi, mientras Marta, mi hermana, me miraba con esa cara de "lo ves?"...

Cada noche tenemos q lidiar con la discusión de por qué no puede ponerse el disfraz para dormir...
"i si venen els fantasmes, mama? amb la disfressa us defendré!!!"

Madicken, la súper heroína.
Cistella, Girona.




Al ir a recoger a Madicken al cole, me la encontré con la ceja partida y el ojo amoratado.
"vaja! què ha passat aquí"
"s'ha picat amb un arbre, no és res, però potser li anirà a més... a mi em va passar i anava ben maquillada, perquè no pensessin malament..." me dijo la maestra.
Al día siguiente, tenía todos los colores del arcoiris en el ojo... aunque por fortuna, no le dolía.

Moira tiene una habilidad especial, como tod@s l@s niñ@s, la de escuchar una conversación a metros de distancia (curioso que cuando le dices que recoja a cinco centímetros de su cara, no escuche nada...)
"Ui Madicken, poca pots sortir d'aquesta manera al carrer, vina, que et maquillaré" 

Bueno... estaba en lo cierto, nadie se percató del ojo morado, los labios y dientes rojos eran mucho más espectaculares.

Sesión de maquillaje en Can Fàbrega.
Cistella, Girona.



Madicken había sido invitada a una fiesta de cumpleaños, pasaría la noche fuera y la teníamos que ir a recoger después de comer del día siguiente. Moira y yo podríamos hacer aquellos planes que aún no son apropiados para Madicken, como ir a ver una peli al cine.
No había ido nunca, pues creo recordar, nunca han estado separadas... la película trataba del amor de dos hermanas, lo desconocía... cuando salimos del cine, Moira se puso a llorar, "vull la Madicken, la trobo a faltar, mama!"
Vaya... tuvimos que ir a comprar un regalo para Madicken, "un record, mama, del dia que vam estar separades..."

Y debo decir, que frente al dolor de mi hija, mi corazón explotaba de satisfacción, de alegría, de orgullo, y no podía más que sonreír mientras la abrazaba y la besaba. "sou les rates peludes més maques de l'univers!!!"
Moira y Madicken mirando una peli.
Cistella, Girona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Todos los derechos reservados