norway in summertime

Hay construcciones que merecen ser protegidas, sobretodo las hechas con ilusión y con/para diversión, como las que hacen l@s niñ@s. En los bosques de Tjøme puedes encontrar cabañas en las copas de los árboles y leños hechos columpios por los niños y niñas que habitaban la isla hace más de 30 años. Madicken columpiándose. Tjøme, Noruega.




De pequeña jugaba con mi hermana a "chicas". Cogíamos las cajetillas de tabaco vacías de nuestra hermana mayor, y las rellenábamos de plastidecors, mientras nos sentábamos en la cama e imaginábamos que conducíamos a lo "Thelma&Louise".
Por eso me hizo gracia que Moira me preguntase: "semblo una noia d'Oslo?" (¿parezco una chica de Oslo?). Tjøme, Noruega.


De niña vi una película que aún no habiéndola revisado después, recuerdo perfectamente. Es de esas pelis en que dirección, interpretación, fotografía y paisaje se unen en harmonía. La protagoniza el gran Henry Fonda, con su hija Jane, y que me perdonen Robert Redford y Philippe Rousselot con su "El río de la vida", pero cada vez que veo un niño pescar, recuerdo la gran "En el estanque dorado".
Moira y Madicken esperan pacientes que piquen los peces. Tjøme, Noruega.




Moira, cogiendo el rol de capitán, da instrucciones a Madicken de desanclar.
Tjøme, Noruega.

En verano, una barca cargada de helados recorre las islas más pequeñas. Hace sonar una especie de sirena, inconfundible para l@s niñ@s, que corren a rodearla en la playa. Moira y Madicken la pueden distinguir a metros y metros de distancia. Tjøme, Noruega.




Moira necesitaba ir a hacer pipí y la acompañé. Subimos las rocas que daban a la playa en donde habíamos desembarcado y me encontré con este prado de flores fucsias. Utilizo poco el color, solo en ocasiones en que la fuerza de la fotografía sea precisamente esa, el color.

Primera ley de Newton, o ley de la inercia: 
Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él. She's not breaking the law...
Madicken, Tjøme, Noruega.

tres luchadoras de sumo en el mar del Norte. Tjøme, Noruega.


¿Adivináis a quién no le dejan espacio para ver la peli?

Hace algún tiempo revisaba el trabajo de Philippe Halsman y su serie de "jumps" (http://philippehalsman.com/?image=jumps) cuando se acercó Moira a preguntar que era eso...
Meses después, aquí de vacaciones, vino y me preguntó si podríamos hacer "jumps", "sí mama, com aquell fotògraf que t'agrada tant!" Moira, rock star. Tjøme, Noruega.

Henry Cartier-Bresson dijo una vez que no era necesario ni conveniente escribir ninguna información más que la fecha y el lugar en el pie de foto, solo esa información es necesaria para sacar conclusiones de lo que el/la fotograf@ ha querido decir con la instantánea.
julio 2013. Tjøme, Noruega.

Parada de autobus de Tjøme. destino: Oslo.

Cena de primas. Oslo.

Uno de los placeres de Madicken es mascar chicle. Teníamos que irnos y no la encontraba, ni contestaba cuando la llamaba. Al entrar a la habitación me la encontré así, simplemente, disfrutando.
El día que consiga hacer globos, será el apoteosis!  



“El momento decisivo para tomar la fotografía es el reconocimiento simultáneo, en una fracción de segundo, del significado de un evento, así como la precisa organización de las formas que le dan a dicho evento su propia expresión”. Henry Cartier-Bresson.
Les dije a las niñas que aprovecharan el último rayo de sol antes de irnos a dormir.
Noches de sol. Tjøme, Noruega.

Al llegar a la pequeña isla de Ildverket, Moira desapareció, como de costumbre, a escalar las rocas. La seguí y la vi. Hacía poco habíamos visto el último barco caza ballenas noruego anclado en otra isla cercana. El mar, su baile, las ballenas... me vino esta canción, directa al corazón.
"Retxes de sol atravessen blaus marins,
ses algues tornen verdes i brillen ses estrelles,
que ja s’ha fet de nit i es plàncton s’il·lumina
i cantes ses balenes a 30.000 quilòmetres d’aquí." Àntonia Font.

http://www.youtube.com/watch?v=7Txi_evc5QI



No hay juego sin descanso y no hay descanso si no ha habido diversión.
Tjøme, Noruega.


Admiro a esas abuelas que han dedicado su vida a los hij@s. Que el paso del tiempo no ha borrado el espíritu de aventura y fascinación por cada pequeña cosa que hacen. Que disfrutan de los nietos a los 70 como lo hicieron con sus hij@s a los 30-

2 comentarios:

  1. Joder Mònica! M'encanten les fotos, els moments que captes, les descripcions...i com no, em declaro quasi tant enamorada de la Moira i la Madicken com de la meva propia peque...

    Estic desitjant tenir peles per gastar-les en algúna fotografía teva!!!!! :)

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Todos los derechos reservados