march

Levantarse, ponerse el abrigo y bajar sin desayunar el camino.
Eran 5 los que habían dormido en casa. Salieron sin desayunar.
La más pequeña, con las prisas, se olvidó ponerse los zapatos.
-Espera Arlet! hi ha fang al camí! 
Y a volandas le calcé unas sandalias blancas (las que había traído) que muy probablemente su madre o padre deberá teñir de algún color para disimular.
Yo salí después de beberme de un sorbo el café. Agarré la cámara y seguí los raíles del patín sobre el barro que había dejado Madicken (solo a ella se le ocurre ir con un patín por el barro...).
Y todas las borrajas estaban florecidas. Todas mojadas por el rocío.
Y luego de un ratito decidieron irse corriendo a por las bicis. Moira se quejó. 
-Què feu?! això és un festival de borratxes! 
Y siguió recolectando. 

Moira.
Cistella, Girona.




Cuentan las tribus africanas, asiáticas, oceánicas, americanas y europeas que la crianza no es más que dar amor.
-Es dar amor amamantar al bebé hasta los 4-5 años. El pecho siempre se ofrecerá a demanda.
No es raro, no es malo, no es malcriarDe esta forma su sistema inmunológico se hace fuerte. 
-Los bebés no deben estar nunca solos, nos acompañarán en nuestros quehaceres diarios. Llevarlos a cuestas nos dará mucha más libertad para hacer lo que necesitemos hacer. Si no es posible, será un miembro de la familia quien le de sosiego y brazos. 
No es raro, no es malo, no es malcriar. Dejarles llorar no hará que sus pulmones se hagan más fuertes, no se aprende nada enseñando qué es la fustración.
-Dormirán con su madre y/o padre, si no es posible, junto a sus hermanos y/o hermanas. Sentirá el calor y acompañamiento familiar. De esa manera se fortalece el vínculo y la desaparición de miedos y terrores nocturnos.
No es raro, no es malo, no es malcriar. Colechar es la manera de descansar juntos/as, calentarse y despertar al lado de los/las tuyos/as.

Y acompañarlos/las, siempre, en cada momento crucial de sus vidas. Estar ahí, disfrutando, muriendo de amor.

Podemos viajar a la luna, volar entre los edificios, conectarnos a satélites y vernos y dialogar a miles de kilómetros de distancia, pero lo que recibamos en nuestros primeros años de vida, será crucial para cuando seamos adultos. 
La modernidad, la tecnología, la vida cambia, más no lo vital. 

Moira y Madicken.
Colera, Girona.
www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram.com/cistellapower



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Todos los derechos reservados