october

-Mama, tu ets de la vella escola?
-Doncs sí!
-A tu et picaven amb el regle?!
-Dona!, tampoc tant de la vella escola!

Pero les expliqué que ser de la "vieja escuela" no era eso. No es haber sido maltratada, aunque la expresión se use para tal.
Tanto en trabajos como en escuelas el trato ha podido ser deplorable, o respetuoso, docente. Y no sólo antes, hoy, también hoy, desgraciadamente.
Había quien pegaba con una regla, te daba collejas y te humillaba psicológicamente arruinándote así una infancia en qué lo más importante era potenciar la autoestima, animar a interesarse por las cosas, incentivar el amor hacia el conocimiento, la experimentación, en definitiva, acompañar en la enseñanza.
"La letra con sangre entra" me había contado mi madre que le habían dicho a ella... madre mía!, qué tipo de descerebrados, bárbaros y sádicos regían las escuelas?.
Les expliqué así que eso no era la vieja escuela.
Antaño, como ahora, había de todo. Maestros y maestras que dedicaban su vida entera a la divulgación científica, te enseñaban a ver las cosas desde diferentes puntos de vista y daban la opción a equivocarse, aprendiendo a tomar responsabilidades desde la libertad, que el niño y niña decidiese, con toda la información, qué quería decir todo aquello que los sabios habían escrito. Forjar sus propios pensamientos, saber defender una posición.

Ser aprendiz, ahora becario o meritorio, no significaba ni significa ser esclavo, no da derecho a la explotación ni humillación el que estés aprendiendo.


-Llavors, què és "la vella escola"?.
-Bona pregunta!, potser està relacionat amb la tecnologia?, perquè jo educo com m'han educat. Ensenyo com m'han ensenyat. Amb respecte, paciència i amor pel què faig.

Madicken esperando a que suba la marea y así poder desvarar la barca.
Tjøme, Noruega.

www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagram.com/cistellapower


No sé si voy a poder, si voy a saber. 
No sé hacerlo, no soy capaz.
Tengo miedo, atroz.
Ataques de ansiedad. 
No sé. Nada.

Y las miro. Pienso. Recapacito.
¿Qué quieren? ¿qué necesitan? ¿qué les hace encontrar tranquilidad, sosiego?

¿A mi? ¿yo?
Y todo se resume en estar? Siempre.
De la misma manera que nosotr@s siempre tenemos un ojo puesto en ell@s, ell@s lo tienen en nosotr@s.
Necesidad de saber que estamos.
Así de simple es la cosa. Ser y estar.

Y cierro los ojos. Respiro.
Sé que siempre voy a estar. Ahí.
Entonces el miedo se dispersa.
La terrible sensación de ansiedad se aleja.
Puedo volar bajo el agua y nadar entre las nubes.
Puedo. Lo sé.
Soy capaz.

Moira y Madicken.
Castella, Girona.


Hoy es el día del padre en Noruega.
Soy y he sido siempre la duda personificada, ya me lo decía mi madre...
Y por mucho que pasen los años y con estos aprenda cosas nuevas y adquiera conocimientos y valentía, la seguridad es algo que se me resiste. Me da rabia, intento cambiar, estoy en ello, siento que es importante, o no...
Y luego ha habido momentos en la vida en qué la seguridad ha sido tan plena que no ha habido lugar para las dudas.
Desde poder sacar en volandas a mi hermana desmayada desde la primera fila de un concierto multitudinario a 'enfermera diplomada' de mi madre (esto fue fácil, tanto amor es muy difícil de esconder), decidir ser madre o, elegir mi compañero.
El padre. 
Así que, bueno, sigo en mis indecisiones, dudas, miedos, incapacidades emocionales y psicológicas pero feliz, o contenta. 
Orgullosa.
Sé que cuando consigo decidirme, no me sale tan mal la cosa...
Roger, Moira y Madicken.
Cistella, Girona.
www.monicamauri.blogspot.com
www.facebook.com/MonicaMauriPhotography
www.instagra.com/cistellapower

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Todos los derechos reservados