mars


Miedo. Se puede resumir en eso, miedo, miedo atroz. Miedo que no te deja pensar, razonar.
Miedo. 
Hemos estado sumergidos en mierda unos días, pensando en que el infierno nos devoraba, que la vida se acababa, que la fuerza se nos iba y que mi compañero, y pilar de la familia, nos dejaba.
Durante esta semana hemos estado de pruebas. Un ganglio en la ingle de Roger ha hecho sospechar a todos los médicos del linfoma, del cáncer. 
Y nosotros dos, sentados y agarrados de la mano, nos hacíamos las pruebas y esperábamos los resultados.
El TAC ha dictado VIDA. Ha dicho que no hay ningún fallo linfático, que todos los ganglios están dentro de la normalidad, y sólo el de la ingle aparece inflamado, supuestamente por una infección, pero localizada.
Ahora estamos en tratamiento antibiótico, después de dos días ingresado y con tratamiento intravenoso, estamos en casa, a la espera de que el día 12 nos hagan la biopsia y el 11 de abril nos den el resultado.
Celebramos la vida. Celebramos el poder estar juntos, por lo menos, otros veinte años más!
Soy feliz, no sabéis cuánto.
He perdido diez años de vida durante esta semana, he llorado lo que no está escrito, mi cabello se ha vuelto blanco, mi rostro esquelético, pero no es cáncer. NO ES CÁNCER!!!!!!!!!!!
Y ayer, en Can Fàbrega se respiraba felicidad, alegría, VIDA. 
Roger, Moira y Madicken. Cistella, Girona.






Tenían a Billy Bragg a toda hostia. No es que me moleste, pero llevaba ya diez minutos llamándolas a cenar...
Sabía que lo que estuvieran haciendo era digno de fotografiar. 
Y ahí estaban, tocando el cielo estrellado de California, como no podía ser de otra manera.
Moira y Madicken saben divertirse, sin lugar a dudas. Y de momento, tienen buen gusto para ello! ;-)


Aquí os dejo la canción, para que toquéis vosotr@s también las estrellas!
Qué sería de nosotr@s sin la música? 
Moira y Madicken, Cistella, Girona.
Cuando les salieron los dientecitos, pensaba, "y cómo va a haber espacio luego para los definitivos?" de los dientecitos de leche, se pasa a las palas... 
Y ahora, entiendo un poco más... se van moviendo hasta dejar espacio suficiente. Eso sí, el resultado es, cuánto menos, curioso, caótico, feo, me aventuro a decir...

Y luego está el comer, el hablar, el salivar... todo un espectáculo... la época en donde los logopedas se deben arremangar. 

"Aquesta serra de sobre la dent, és perquè ara ja no fa falta q faci servir el ganivet per menjar, no mama?"
"Esta sierra de encima del diente, significa q ya no he de utilizar el cuchillo para comer?"

Moira feliz de hacerse mayor.
Cistella, Girona.


Todos mis herman@s estudiamos en la escuela pública Font d'en Fargas.
Para aquél entonces, era considerada como "escuela piloto", una escuela experimental.

Estaba en la colina de Horta, un pequeño pulmón de Barcelona.

Las madres y padres que podían, venían a hacer talleres de sus respectivos oficios, también venían de "convivencia" con nosotr@s, esas acampadas que hacíamos las primeras semanas de curso, para afianzar el compañerismo, necesario para que durante el resto del curso fuéramos una familia de alumn@s y maestr@s.

Íbamos tod@s, a las familias sin recursos, l@s maestros les pagaban la excursión, de su bolsillo, nadie se iba a quedar sin hacer las hogueras por la noche, el descubrimiento de la flora y fauna del bosque, pescar renacuajos o hacer vivac bajo las estrellas.

Con nosotr@s probaban nuevas maneras de aprendizaje y de enseñanza.
"Quiero resultados", les atacó una vez un padre poco convencido, "Esto no es una empresa, es una escuela", le respondió el maestro.
Y entre nosotr@s, nació algo, que, treinta años después, prevalece. Respeto, preocupación, cariño, amor.

El otro día hicimos un reencuentro. Este año, los del 74, cumplimos los 40. Algunos de aquellos jóvenes maestr@s nos acompañaron, no se lo quisieron perder.
Y nos besamos, nos abrazamos, reímos, y nos emocionamos.
Recordamos lo felices que éramos en el "Fon'd'en". 
Lo afortunad@s que fuimos en compartir nuestra infancia.

Mis hijas también tienen la suerte de ir a una escuela, en donde l@s maestros enseñan con vocación. Utilizan el aula, el pueblo, el bosque y el río como escuela. Y en la convivencia, los de P3, P4 y P5 duermen abrazados a la maestra.

Maestra enseñando.
Escola de Cistella.
Girona.

Entiendo que estén acostumbradas a la cámara.
Saben divertirse y actuar como son ellas, sin importarles lo más mínimo que yo las retrate.
No les distrae, no rectifican nada, saben que cuando tengo la cámara delante, estoy por demasiadas cosas, no tanto por lo que hacen, así que más de una vez, he tenido que quitar el ojo del visor para darme cuenta de la que estaban liando...
Cuando me hablan, y me cuentan cosas, y las tengo detrás del cristal, aún me alejo más de la realidad. 
Creo que ellas también lo saben.
Sobretodo Madicken. 
Deja de hablar y te mira, te mira tan fijamente que no logro aguantarle la mirada.

"Tot bé, Madicken?"
"Ja estàs?"

"Todo bien, Madicken?"
"Ya estás?"

Es ahí, en esos momentos, cuando hacen lo que a mi me gusta, indistintamente si a ellas también.
Lo hacen por mí.
Me dan esa foto. Me la regalan. No la tengo que robar.
Es por eso que los retratos me gustan tanto.
Son regalos, para nosotr@s, l@s fotógraf@s.

La mirada de la pequeña Madicken. 
Cistella, Girona.

Leí hace tiempo que, de adultos, el 70% de nuestro cuerpo, es agua.
Llamamos Tierra a nuestro planeta, cuando el agua, también, cubre el 70% de su espacio.
Se dice encontrar vida en otros planetas, cuando encuentran agua en ellos.
Sin agua no hay vida.
El agua, es vida.
Ayer me explicaban que incluso, depende del agua que bebas, puedes ser más introvertido, más cerrado.
Cosas de la química.
Yo lo único que sé, del cierto, es que miramos al mar y nos quedamos hipnotizadas.

Pueden saltar, brincar, rebozarse en la arena, chapotear, sumergirse, nadar. Pero hay un momento, en que su fuerza les puede, y sólo pueden mirar. Admirar su grandeza. Su fuerza, su color.

Mares, ríos, lagos. Anonadad@s nos deja.
Pues habrá que cuidarlos!

Madicken delante del Mediterráneo.
Sant Pere Pescador, Girona.
Les encanta bailar, de hecho, lo hacen todo el día, hasta cepillándose los dientes.
Así que les estuve hablando del tema de las coreografías, de bailarines... y el primero que me vino a la cabeza fue Michael Jackson.
Ni os podéis imaginar el impacto que ha tenido sobre ellas.
Ya no se escucha nada más en casa. De hecho, han cambiado los dibujos por los video clips de Thriller, Bad, Black&White...

"Madicken! es diu igual que tu!!!!! Madicken Jackson!!!!!!!!!!!" le gritó Moira, con ojos como naranjas a Madicken.
"Doncs jo vull dir-me, ara, Madicken Jackson, mama, si us plau!!!!!!!!"

"Madicken!, se llama igual que tu!!!!! Madicken Jackson!!!!!"
"Pues yo ahora quiero que me llaméis "Madicken Jackson", mama, por favor!!!!!!!"

Y Abatu vino a pasar la tarde con nosotras. No le dejaron escoger, sí o sí, tenía que ver y oír al rey del pop.
Y corrieron a enseñarle el video clip de "Thriller".

Madicken, Abatu y Moira.
Cistella, Girona.


"5 duros por tus pensamientos" me dijo una vez mi abuelo.
Había sufrido varias embolias cerebrales, así que los recuerdos de él, son pocos. 
Siempre estaba en su mundo, mirándonos y sonriendo en las reuniones familiares.
Yo le quería mucho. Mucho. No sabía demasiado de él, por eso preguntaba y preguntaba, quería saber cosas de aquella persona que, sin haber entablado conversación alguna, ocupaba un lugar tan importante en mi corazón.
Cuando íbamos a visitarle, o venía a casa, siempre me sentaba a su lado, le abrazaba y le daba besos, le cogía de la mano. Eran manos grandes.
Había pasado toda la vida trabajando en el tren.

Estaba encantada acariciándole la mano cuando me dijo aquella frase.
Yo no sé qué edad tendría, 12 o 13 años, quizás. Pero sabía, por las innumerables historias que me contaba mi madre y mi abuela, que 5 duros, podrían bien ser el jornal de mi abuelo.
Me daba todo su jornal por mis pensamientos.

"Te los regalo yayo"
Y sus ojos se enturbiaron de lágrimas.

Ese es uno de los recuerdos que tengo de él, de nosotros. Nuestra pequeña conversación.

Cuando veo a mis hijas "encantadas", no les compro los pensamientos. 
Se los robo inmortalizándolos.

Moira después del baño.
Cistella, Girona.
Me había pasado un poco con la temperatura del agua. 
Cuando metieron los deditos de los pies, gritaron al unísono un "mamaaaaaaaaaaa".

"Vale, vale... tranquis!",  las calmé.
"No, mama, deixa'm a mi, tinc una tècnica secreta. Bueno, és una mica aburrit que sigui secreta, és molt bona! així que us la explicaré"

Lo encontré precioso. Compartir los conocimientos.
Aprender del prójimo.
Enseñar al de al lado.

La tecnica consistía en "hacer bailar el agua", Moira nos explicó que así, el aire entra y la enfría.

Moira y Madicken, después de hacer bailar el agua.
Cistella, Girona.
Muy raro. Mucho.
Eso han dicho los médicos.
"Nunca nos habíamos encontrado con esto..."
Tampoco sé hasta que punto han vivido y/o viajado...
No creo que el caso de Roger sea único...
Pero ya tenemos diagnóstico.

"Hiperplàsia fol.licular de caràcter reactiu amb presència d'abundant pigment compatible amb drenatge de tatuatge"

Es decir. La linfa absorbió la tinta de los tatuajes de Roger, y el ganglio reaccionó.

Por eso la primera ecografía no mostraba infección.
Por eso el linfoma era una de sus primeras hipótesis.
El TAC nos relajó y la biopsia nos tranquilizó.

Y qué queréis que os diga! que he pensado en los mahoríes...
Gracias, gracias a tod@s! nos hemos sentido acompañados y queridos.
Ahora ya podemos seguir. El paréntesis se cierra.

Gracias!
Roger Sandaker
Cistella, Girona.

"Jo em vull dir Madicken Jackson, però també Madicken Spiderman i Madicken Barça... i ballo així"
"Yo me quiero llamar Madicken Jackson, pero también Madicken Spiderman y Madicken Barça... y bailo así"

Y sabéis qué? en casa no se ha escuchado nunca pop, más bien rock, folk y hardcore... no tenemos ni idea de fútbol, y como héroes, escogimos desde niños a los de Watchmen, de Alan Moore...
Así que eso de "hacen lo que ven", "dicen lo que oyen" y "actúan com les educan" supongo que será cierto, pero en el caso de Madicken, tira más la calle que la casa! 

Me gusta, me gusta que lo tenga tan claro, me gusta que se "desmarque"

Madicken Style
Cistella, Girona.
Creo recordar que ya he comentado antes las posturas de Moira.
Pero me sorprenden siempre, sobretodo por las líneas q dibujan. Por lo asombrosamente elegantes y naturales que son.

Encuentra la comodidad en la acrobacia. 
Las cambia constantemente, no por cansancio, más bien por toda la energía que tiene dentro de ella, que la obliga a moverse y deshacerse de ella.

Comiendo, hablando, mirando la tele, es como verla a cámara rápida. Menos cuando pinta. Cuando pinta y dibuja se relaja, y su dibujo está lleno de detalles pequeños que llevan el peso de lo que quiere expresar. No dibuja una casa sin las hormigas subiendo por la pared, ni un castillo sin sus ratones, ni un mar sin caracolas y cangrejos...

Hace algún tiempo pasamos la tarde mirando los cortometrajes de Charlot, una de mis debilidades.
Se vieron como 4 o 5 seguidos. Sin moverse del sofá.
Al acabar les pregunté, ansiaba la respuesta. 

"Carai! què ràpid és mou aquesta gent! es semblen a mi!"
"Caramba! qué rápido se mueve esta gente, se parecen a mi!"

Y sí... podríamos resumir que Moira, se mueve a 16 frames por segundo (fps)!

Moira y Madicken pasando la tarde lluviosa en casa.
Cistella, Girona
Dejamos atrás la ciudad.
Atrás se quedaron los coches, motos, autobuses, obras y gritos.
Parques infantiles que cerraban a las seis de la tarde en invierno.
Actividades infantiles con horas de espera.
Cemento y edificios.

Lo dejamos atrás.
Y nos vinimos aquí.

Donde las bicis, patines, skates y patinetes hacen los caminos más divertidos.
Donde los ríos no cierran.
Donde en cualquier lugar se divierten "sin peligro"
Árboles, montañas, campos y ríos es lo que vemos.

Y supongo que a los 15 años les gustará más la ciudad...
Para entonces, su autonomía estará forjada.
Su expresión corporal trabajada.
Su orientación y firmeza formada.

De momento, no ha pasado un solo día en que me alegre de la decisión de mudarnos lejos de la urbe.
Claro que el Empordà lo pone fácil...

Moira en el rio Fluvià.
Girona.










Vivir en un pueblo pequeño, como Cistella, es cosa curiosa. 
Somos poc@s, Cistella, a parte del pueblo, es un término municipal, así que se suman varios pueblos más pequeños (Mare de Déu de Vida, La ribera de les Planes, Sant Baldiri i Vilarig). En total, 250 personas, aproximadamente.

Los niños y niñas suman un@s 50. De todas las edades. Se van haciendo mayores... sobretodo lo ves en esa edad de "pre-adolescente", esa edad en que siguen haciendo cosas de niñ@s y luego van de adultos paseando por el pueblo... es muy gracioso...

Son tan vulnerables en estas edades... es una explosión de todo! emociones y sentimientos que no habían experimentado antes, dudas y miedos... pero se les ve felices.
Empiezan el instituto en la ciudad, hasta entonces, habían compartido aula con los más pequeños en la escuela rural. Ahora se juntan con 200 pre-adolescentes iguales que ellos... y les cuesta... pero van felices, con deberes que les salen por las orejas, pero felices, ya son mayores!

Ingrid y Silvia Marimón. Cistella, Girona.

2 comentarios:

  1. Hola Monica, hace tiempo que de casualidad encontré tu blog y me encanta, tu fotos son increíbles, bueno quizás las vivencias que retratas lo son... no suelo comentar pero te sigo, hoy quería decirte que me alegro mucho y como tu bien dices os deseo Felicidad y Vida!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.

Todos los derechos reservados